26.11.07

Cambio de timón

Siempre, en algún momento, en aguas mansas inclusive, todo parece estancarse: como si la corriente siguiese su curso y uno creyese estar avanzando: pero el paisaje no cambia y el agua alrededor pareciera formar charcos de barro, como si la ¿embarcación? encallase y nosotros seguimos creyendo que estamos navegando. Eso. Metáforas de navegación para poder dar cuenta de un momento de ausencia en este blog que se vio espejada en la ausencia de avance en los ensayos. De toda crisis, dicen, uno sale fortalecido. Eso es lo que siento y creo en estos días después de semanas de estancamiento: vamos a buscar el espectáculo: todos. Hacia allí vamos. No sé si alguien leerá esto, lo que sí sé es que es bueno poder escribirlo: alguien, de alguna forma, sabrá leer. Y yo me siento mejor escribiéndolo.

2 comentarios:

Pol Capillas dijo...

Yo lo leí.

R M. dijo...

Dicen que la tentacion siempre esta, ¿de quedarse quieto no?,pero tambien siempre esta esa poderosa fuerza que modifica el curso de las aguas.
Gracias por contar lo que sentimos alejandro...